QUO VADIS, CATALONIA?

El sr. Carod- Rovira, actual Vicepresidente de la Generalitat, señala la fecha del 2014 para lograr la independencia. Le faltó poner el día del 11 de Septiembre, para así continuar jugando con los mitos que tanto le gusta agitar a un nacionalismo con dificultades de fundamentación histórica. Este último 11 de Septiembre Pujol y Maragall piden una respuesta colectiva de los catalanes “para hacerse respetar”. Pocos días después el propio Maragall se arrepentía públicamente del “lío del Estatut”. Mientras en CiU Mas acusaba a Duran de “tocarse los cataplines”(para insultar usan el castellano) al tiempo que lanzaba un desesperado proyecto de “regenaración del nacionalismo”. Castell y Obiols, por su parte, daban el pistoletazo de salida a su corriente interna dentro del PSC llamada “convención para el futuro” (leyendo el texto se ve claro que se refieren a su futuro) que pretende un giro catalanista dentro del PSC. La clase política catalana toma posiciones ante un inminente escenario electoral en el que prevén que pueden incidir en la política estatal, se abren o apuntalan nuevos frentes en diferentes sectores haciendo juego con los datos arriba reseñados:
– Se queman banderas e imágenes del rey con una cobertura mediática impresionante.
– Se amenaza de muerte al líder de Ciutadans y se impiden conferencias de personas “anticatalanistas”
– Se sigue censurando el castellano en los medios de comunicación públicos.
– Se da una vuelta de tuerca en la imposición del castellano en los centros escolares hasta
supervisar los recreos.
– Se excluye descaradamente al castellano en la feria de Frankfurt como exponente de la cultura
catalana.
– López Tena, vocal del CGPJ pide la independencia para frenar “el genocidio catalán”(todo vale).
– El conseller de Cultura justifica la censura de una escritora por hablar en castellano apelando
a que Franco también lo hacía (hay que seguir el ejemplo de los maestros).
Todo esto en menos de un mes. Y podíamos seguir…

Si algo caracteriza con hechos al nacionalismo es:
1: Su distancia real con la sociedad:

 

La pobrezasigue aumentando en Cataluña, las universidades
catalanas se empobrecen a medida que dejan de ser “universitas”, las últimas cifras ponen a Cataluña entre las primeras en cuanto a fracaso escolar, la vivienda es un problema creciente que se quiere resolver al margen de la sociedad, se dedican ingentes esfuerzos económicos y personales al tema del estatut (que solo importaba al 2´8% de los catalanes según las encuestas de la propia Generalitat cuando lo puso en marcha.)
2: La división que generan:
Nadie puede discutir queCataluña es bilingüe. Lo cual es una riqueza objetiva. Sin embargo se “impone” el monolingüismo. Ahí están las leyes de educación, las oficinas lingüísticas para que nos podamos denunciar unos a otros por poner carteles o rótulos en castellano, los inspectores de vigilar el idioma en el que juegan los niños e infinidad de problemas para el castellano a la vez que miles de libros en catalán amontonados en almacenes por que no interesan a nadie.
3: La instrumentalización de la historia con fines políticos que van desde atribuir un increíble sentimiento nacionalista a los hechos de 1714 hasta justificarse en los desmanes franquistas para hacer lo propio, pasando por esa eterna cantinela de “la culpa es de Madrid” por no respetar a Cataluña a la vez que se intenta ser decisivos en Madrid en muchas operaciones políticas que afectan a otras comunidades autónomas.
4: Creciente clima de desconfianza (mi vecino me puede denunciar por pensar en castellano), violencia (pero son chavales, de momento), impotencia (para que ir a votar) y lo que es peor: un instinto de supervivencia de muchos que les lleva a pensar que es mejor callar.
Es muy evidente que uniendo estas cuatro características tenemos un ambiente donde sembrar
fascismos es cuestión de tiempo. Pero no hay que preocuparse: La Caixa ya cotiza en bolsa y cada vez se hace más internacionalista.

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *