16 Abril en Barcelona

 

 

Martes, 16 de Abril en Barcelona, a las 8 de la tarde…
Hace 18 años un niño de 12, recién liberado de la esclavitud por deudas en Paquistán, moría asesinado por haberse atrevido a denunciar las causas de la misma en todo el mundo.

 

Se llamaba Iqbal “Mashi” (despectivo apodo que le dan en su país los fundamentalistas musulmanes a los que se convierten al cristianismo). Fue noticia hace un año cuando salió en los telediarios. Pero este año no se ha hablado de él. ¿Por qué?
El 16 de abril fue el día que lo mataron.
El 16 de abril es el día de la SOLIDARIDAD con 400 millones de niños ECLAVOS todavía hoy en el mundo. Niños soldados, niñas prostitutas, niños campesinos, niños mineros, niños en las maquilas, niños en los servicios domésticos, niños en las fábricas en los 5 continentes…

 

 

Niños que SÍ CUENTAN  para la economía mundial pues aportan el 10% de las riquezas globales, pero que NO CUENTAN para nuestros medios de comunicación y por lo tanto para nuestra sociedad ignorante.
El 16 de abril en Barcelona, y en 40 ciudades más de España y de Iberoamérica, dos instituciones , el Movimiento cultural Cristiano y el partido de raíces católicas SAIn pusimos en la plaza pública rostro a los niños esclavos, a quienes hay tanto interés en silenciar.
Fue en la plaza Sant Jaume, en medio de otras dos instituciones políticas, el Ayuntamiento de la ciudad, y la sede del gobierno de la región, la Generalitat. Como David contra Goliat, unos con menos “poder” que otros…
Se leyeron por megafonía cientos de hechos de esclavitud, había dos pancartas gigantes pidiendo responsabilidades políticas. Por unos minutos, BCN parecíó tener vergüenza…
Nuestras calles, repletas de tiendas; nuestra gente, turistas y autóctonos, ciegos ante escaparates que exhiben la sangre, el sudor y las lágrimas de los niños esclavos (sobre todo las del Imperio Inditex, pero no son las únicas).
Y nosotros, el Movimiento Cultural Cristiano y el partido SAIn, cual voz profética en medio del desierto, nuestros militantes descalzos y encadenados “como los niños esclavos”, nuestros propios niños (había 5 en una concentración de 22 personas), en silencio, intentábamos tomar conciencia del terrible crimen que estábamos denunciando.
La prensa, no vino.
Los políticos, no salieron.
La gente de la calle, pasaba de largo. (Algunos se paraban un rato)
Pero el 16 de abril será algún día el DIA MUNDIAL CONTRA LA ESCLAVITUD INFANTIL. Lo será antes de ese otro día en que erradiquemos entre todos y desterremos del planeta la esclavitud infantil ¡y toda esclavitud! para siempre.
¿Cuántos inocentes tienen aún que nacer y morir hasta entonces?
 
¿Cuántos de nosotros permaneceremos aún indiferentes?

 

 

 

 

También podría interesarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + doce =